Conversaciones matutinas con el agua

istock474226884-880x250

Concéntrate,
Olvida la fría timidez que la noche,
Con premeditación,
Inoculó en tus arterias.
A estas horas ya la almohada,
Con dócil paciencia,
Pronunció el último quejido
De su tortura nocturna;
Y dejó escapar,
Rescatando el semblante,
La gravedad de las zozobras
Que asfixiaban su imagen.

Yo he salido confiado
A encontrarme con tu abrazo
Aún envuelto en penumbras,
Casi ciego al escenario,
A esos indicios del mundo
Que se filtran en lo oscuro
Como un misterio de luces
En un teatro vacío;
Intentando frenar la osadía
De esos guiños lascivos
Que me lanzaban las sombras
Para recuperar mi pereza.

Desgárrame el sueño,
Roe cada esquina de su calma
Con tu excitado apetito;
Redúcelo a vapores,
Que se estampe en las paredes
Hasta que su apática mirada
Se disipe como una prófuga neblina;
Embístelo donde su piel rendida
No pueda ignorar la pasión de tu mordida,
Ni a la fiel indolencia que le acoge
Le queden ganas de resistirse
A la mañana.

Anuncios

37 Respuestas a “Conversaciones matutinas con el agua

  1. Wow, por un momento parece un momento de frenesí y, sin duda, lo es; pero debajo del grifo de agua calentita de la ducha jeje
    Me encanta el léxico cuidado que usas, se va notando que dedicas más tiempo a la composición.
    Un abrazo, Little.
    PS: ¿Te has enterado de los problemas con mi blog? Espero no perderte como seguidor 😦 a ver si mañana me dan una solución.

    • Si, cuando puedo sentarme a escribir intento tener mas paciencia y hago como dice esa canción de Silvio:
      “…tengo mis cantos 
      que poco a poco 
      muelo y rehago…”
      La experiencia, no!? Jeje!
      Y si, que mejor momento de disfrute que una ducha calentita en invierno después de despertar.
      Lo de tu blog no lo sabía, es que he estado alejado de estos lares. El trabajo me lleva de la mano y corriendo. Espero tener algo mas de tiempo la semana que viene y poder dedicarme a leer lo que habéis publicado ultimamente. No temas, que no me perderás como lector. 😉
      Saluditos Lidia!

  2. ¡Me gustó mucho, Littlecat! En especial
    ” esos guiños lascivos
    que me lanzaban las sombras
    para recuperar mi pereza.”
    Tus días luz están cada vez más cortos, por eso la pereza, amigo.
    ¡Un abrazo grande¡

      • ¡Ahora sí que está y se hace notar! El sol ha desplazado a la lluvia y llevamos más de una semana sin ella, con temperaturas entre 20 a 24 y un poco más. Sin embargo, continúa habiendo brisa más fresca al anochecer y por las mañanas. (Nunca estamos conforme).
        Lo mejor es que esa brisa me trae el aroma de las madreselvas. Abrígate mucho, los gatos son amigos de las estufas.
        ¡Abrazos!

  3. La ducha inspira ehhh? muy buen poema, Little.Yo soy incapaz de meterme por la mañana bajo el chorro necesito así como una hora para conectar con el mundo y el frío me mataría…ajajaj.

    Besos.

    • Pues yo lo primerito que hago cuando salgo de la cama es meterme y darme una ducha bien caliente. Nada mejor que eso para despertarse por completo, aunque hay quien dice que lo mejor es el agua fría. Pero ese experimento no voy a intentarlo. 😀
      Gracias Mukali! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s