Revoluciones

Desempolvando la herencia de mi padre

-Giras-
Ves pasar el tiempo
bajo la atenta tutela
de la aguda responsable
que da sonido a tus pasos.
-Giras-
“¿No he estado aquí otras veces?”
El polvo mantiene la misma actitud;
su antigua,
imperceptible
y firme constancia
para ir borrando el pasado.
-Giras-
Ya el eco no encaja
en su lejano murmullo,
en tu rasgado paisaje;
y el duro crujido
de cuando brotan memorias
va a fundirse,
camufla su etérea figura
con la primera cadencia,
agridulce en encantos,
que se cruza en la pista.
-Giras-
con el alma prometida a todo silencio;
recordando,
a cada pausa,
que del sublime destino
amputaron la consciencia.
-Giras-
y vuelves a girar;
hasta que se deja de escuchar
tu melódica armonía.

36 Replies to “Revoluciones”

  1. Tiempo, actitud, imperceptible constante, el pasado, el recuerdo, sin eco, solo murmullos … “Melódica armonía”.
    Bravo little, bravo
    Feliz viernes

  2. Giras,
    juegas al recuerdo
    entre acordes y silencios,
    traspasas las fronteras
    que cierra el tiempo
    entre el ayer y el hoy,
    con tu melódica armonía.

    Muy sentido y bello, Little.

      1. Carnelina, es una piedra semi-preciosa, tiene el color rojo purpura de la sangre, a veces es entre rojo y naranja. Acá le decimos así, su nombre lo encontrás como Cornalina. Se me ocurre algo muy fantasioso, pero que es la ¿imaginación sino pasa por la fantasía?

      2. No Little, huellas sobre la arena. A veces te pones a la espalda de un pintor, e intentas ver lo que él está observando, un artista de verdad pinta sin conciencia, su habilidad está en retornarnos la mirada limpia, sin filtros. Seguía las obras de un pintor noruego, que empezó a seguir rastros en el desierto, ahora los encontré, II S DC.

      3. Encuentras ambas cosas inevitablemente. Los rastros del pintor a través de sus técnica, su historia de vida y encuentras a través de su mirada el contexto de algo que quedó ahí pintado por otros. Triángulas y creas algo nuevo, puedas imaginarte una realidad que no conociste. ¿Estás bien?

  3. Tanto más crece el esfuerzo, cuanto más consideramos la grandeza de lo emprendido. Tus ganas por ser a cada instante alguien mejor harán que día a día avances un poco más hasta lograr todos objetivos. Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, por tanto, no es un acto, sino un hábito. La vida es un carnaval e incluso hasta la amargura y la soledad se quitan el sombrero en una de reconocimiento y respeto.

    Felicidades como siempre por este increíble blog.

    Saludos y muchos abrazos de tu amigo Samuel Parra. PD. Te invito a visitar mi última publicación llamada GRASA MENTAL: MI GUERRA CONTRA LA OBESIDAD

Responder a Julio G. Alonso Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .