El ángel despertador

reloj

¡Para ya de chillar,
maldita y madrugadora
aparición con alas!
Siempre escupiendo en mi cara
la dosis estricta,
la exacta medida
de ese sonido crispante
que tanto detesta
mi letargo nocturno.
Oportuno con la luz,
da igual el resquicio
que se cruce a tu paso,
parece que supieras
el momento preciso
para interrumpir mi sueño
en su más goloso instante.
¡Apiádate de mí!
¿No puedes ver,
por el ciego contrato
que has pactado en la noche,
por la voluntad de acero
para cumplir con tu voto,
que mis ojos no aguantan
todo el peso del mundo
en tan tempranos reflejos;
que mi cuerpo responde,
con un firme alegato,
a favor de la pereza
y su glorioso encanto?
Te lo suplico,
desde la cómoda calidez
con la que el lecho me abraza,
concédeme el deleite
de esos escasos minutos
donde hasta el reloj se olvida
de preguntar por tu nombre.

 

Imagen sacada de: https://www.figuren-shop.de

Anuncios

El poeta IV

fot-set

Di…
¿Después de toda esa esencia
que han sangrado tus dedos
aún te queda la duda?
Inmóvil,
en el umbral de los pasos
que reclaman sus huellas,
del oscuro camino
donde cada palabra
es un futuro peligro
para tus manos desnudas;
detenido bajo el intenso reflejo
de toda la luz
que engendró tu tintero,
ese fulgor,
manso y confiado,
que yace a tu espalda
iluminando lo andado.
Sabes de sobra
donde tu sombra te guía,
pero sigues pidiendo
esa respuesta imposible:
si eres tú el que busca,
o si eres solo
el que en la espera confía.

Me he decidido a participar en el reto de escritura de septiembre “Escribir jugando” del blog de Lídia.