El ángel de la memoria

angel_memories

…y el hombre
invirtió en recuerdos.
Esculpió con ellos
Cada pisada de las sombras,
todos los silencios
que ibas dejando a tu paso
sobre las cosas corrientes.
Se tomó muy en serio
construir un altar
para invocar tu presencia;
un sitio sagrado
donde suplicar la imagen,
la réplica exacta
de tus vuelos pasados;
un templo imperturbable
para sus ratos de nostalgia.
Humilde,
ingenuo
-Más que nada mortal-
solo quería hacer de tu hechura
una efigie perpetua,
amable y sublime,
que a la primera mirada
ahuyentara a los demonios
de la desmemoria;
que tratara al tiempo
como un triste juguete exiliado
ya aburrido de su oficio;
e intentar que la costumbre
no moldeara tu cuerpo
con su herramienta de olvido.

Imagen sacada de: https://www.carruthstudio.com/products/Angel-Memories-Votive.aspx

Anuncios

19 Respuestas a “El ángel de la memoria

    • Si olvidamos estamos perdiendo la noción de quienes somos y hacia donde queremos ir. Y por supuesto, el mundo del que olvida sin desearlo y el de sus seres queridos debe ser muy duro.
      Gracias por pasarte.
      Saluditos!

  1. ¡Me encantó! Tienes una imágenes tan sugerentes en tus letras, son caminos donde los ojos beben maná. Esta, especialmente…
    “una efigie perpetua,
    amable y sublime,
    que a la primera mirada
    ahuyentara a los demonios
    de la desmemoria;”
    Cautiva, saluditos

  2. Hay veces que es mejor olvidar para que los recuerdos dejen de doler.
    Aunque me temo que la memoria juega con nosotros como quiere… se nos presenta en los momentos más inoportunos y pesa su ausencia en otros muchos.
    Abrazos.

    • Yo creo que lo mejor es no olvidar. Los recuerdos se pueden rumiar, perdonar, ignorar… ponerles algo de fantasía, falsearlos, moldearlos a nuestro gusto… saltar de alegría con ellos o llorar con su dolor… en fin; pero nunca olvidarlos.
      Saluditos.

      • Yo creo que la memoria es muy selectiva y hace olvidar los malos momentos o les transforma de tal manera que no duelen tanto como dolieron.
        Puedo escribir sobre las cosas que me duelen pero no hablar… en el momento que ya puedo hablar de esas cosas es que ya el dolor ha ido quedando atrás. No sé, igual soy un poco complicada.
        Saluditos.

      • Los malos recuerdos con el tiempo dejarán de doler pues siempre después vendrán muchos mas buenos recuerdos. Y normalmente todo lo que sentimos con las buenas experiencias anula todo lo negativo de las malas memorias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.