Demostración de poder

Pudo más el nervio,
su incontrolable fibra silente,
que dejó solo óxido y ardor
como consuelos;
esquirlas de carne indefensa,
desorientadas
y decrépitas,
mendigando el absurdo placer
en la terquedad de los castigos.
Pudo más el impulso ilógico
al dolor de las ruinas;
a la delicia áspera,
amarga,
que se aferraba a los desgarros.
Pudo mucho más el nervio,
que conquistó como un bárbaro
la cúspide de sus dedos.

17 respuestas para “Demostración de poder”

  1. Tus versos me parecen muy buenos y me gustan porque transmiten mucho, aunque la sensación que transmiten no me gusta. No sé si me explico.
    La magia de la poesía en quienes sabéis manejarla…

  2. Tan fuerte e impulsivo ese nervio…
    Por suerte a veces le vencemos.

    Me ha gustado tu poema, inspirador y con cierto grado de misterio. A veces cuando el poeta juega con los versos, se vale de imágenes para sugerir ir más allá. Y estos versos así me lo dicen, hay un desgarro en ellos que va más lejos de la dperficie de lis dedos.

    Un abrazo

    1. Si así te lo dicen, pues que así sea. Siempre lo digo: lo importante son las sensaciones que nos vienen cuando leemos; y siempre que exista, al menos, una sensación, ya el escrito puede darse por satisfecho.
      Muchas gracias Mukali.
      Saluditos. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .