Regreso I

Me voy a aullarle a la luna.
Dejo atrás la ciudad y sus puertas;
el número exacto de pasos
para llegar a casa;
y ese lugar donde esquino
pensamientos y desvelos.

Estoy cansado de la manta, del abrigo;
de esta piel marcada de besos y espinas;
del paso de los años sobre mis huesos.

Vencido por los recuerdos
y los límites para el olvido;
aún sin la certeza de la razón de mi deseo,
me voy, regreso al bosque.

Quiero aullarle a la luna;
o simplemente
correr detrás de una manada,
aunque solo sean sombras.