La ciudad I

Dream City in rain por Sanjay Dhawale

Cae la lluvia
y la ciudad se transfigura;
enloquece;
pierde los papeles,
sus sombras de rutina;
se olvida de lo esencial
cuando siente sobre su piel
la húmeda caricia de la borrasca.

Cae la lluvia
y la ciudad se desviste de inercias;
elige muy bien sus prisas,
la forma de acrecentarlas.
Y la lealtad que guarda,
como una preciada costumbre,
a los calmos y mustios rumores
de esa edad destinada al olvido,
se esfuma,
desvanece su fiel promesa
al primer chasquido de la tormenta.

Cae la lluvia
y la ciudad vibra,
retumba,
se estremece;
sacia su sed de optimismos,
se sacude la sequedad de sus penas.
Todo parece más vivo,
de un color agua ligero
que se adhiere a cada cuerpo
buscando sus brillos ocultos;
descubriendo el reflejo,
la alegre imagen de sus semblantes
en una dimensión temporal,
incierta.

Cae la lluvia,
y la ciudad,
poco a poco,
va saliendo a flote
de la sequía en sus sueños;
y el viejo anhelo de conquistar
todos los charcos de un salto,
revive.

Almohada

Sobre tu almohada de sueño…
¿Cuántas cosas vas dejando?
Las melodías del día
en partituras secretas.
Ese pasado ya seco
que guardabas en un libro
y alguna que otra mirada
volvió a lavarle la cara.
Conversaciones a medias
con algo oculto en la entraña
que se quejaba en el pecho.
La predicción de un latido
para iniciar la mañana.
Utópicas ilusiones
de hacer del mundo tu patio,
para olvidar la molestia
del atropello de un tiempo
que se resiste al destino.

Sobre tu almohada de sueño…
¿Acaso importa la noche
en su respuesta al deseo?
Con los anhelos que cumple
su siempre suave presencia
da igual la sombra que aceche.

Imagen sacada de: https://thompsoncenter.missouri.edu/2017/03/study-targets-sleep-challenges-children-autism-families/baby-1151348_1920/