El poeta IV

fot-set

Di…
¿Después de toda esa esencia
que han sangrado tus dedos
aún te queda la duda?
Inmóvil,
en el umbral de los pasos
que reclaman sus huellas,
del oscuro camino
donde cada palabra
es un futuro peligro
para tus manos desnudas;
detenido bajo el intenso reflejo
de toda la luz
que engendró tu tintero,
ese fulgor,
manso y confiado,
que yace a tu espalda
iluminando lo andado.
Sabes de sobra
donde tu sombra te guía,
pero sigues pidiendo
esa respuesta imposible:
si eres tú el que busca,
o si eres solo
el que en la espera confía.

Me he decidido a participar en el reto de escritura de septiembre “Escribir jugando” del blog de Lídia.