Agorafobia

140261191

“No le tengo miedo”
Dijo el cadáver
En su agónico letargo.
Y después de años de silencio
En el frío y húmedo
Pedazo de tierra
Que se aseguró en su partida
-Su sagrado recinto,
Su exilio voluntario-
Después de ver marchitar sus huesos
Entre temores absurdos,
Lamentos que no veían más luz
Que la oscuridad de su sepultura
Y pensamientos enterrados
En su propia muerte…
Decidió abrir los ojos
A la vida.