Coraje II

Descálzame los miedos.
Quiero correr a pie desnudo
para sentir el verdadero temple
de las cosas;
juzgar por mi propia piel,
cuando el camino
no sea amable
ni preciso,
la despiadada punzada
de la grava ardiendo;
la picadura certera,
infalible,
de la obstinada piedra.
Líbrame de la única traición
a saber de la verdad
por sus pasiones;
de la cobardía
que en cada cuesta
silencia los pasos,
detiene al aire
y lo ahoga en un horizonte
abrumado de recelos.
¿Acaso existe peligro
a que desfallezca el grito
en su primer recuerdo;
algún dolor que encierre,
para siempre,
la voz y sus palabras?

Descálzame los miedos.
No dejes que mis huellas
Se queden sin camino.

Imagen sacada de: http://www.ganatubatalla.com/2018/04/13/clavespoderpersonal/

Anuncios

Silencio II

silencio

Se ha extraviado mi voz.
Poco a poco
fue perdiendo su instinto
de encontrar los caminos
para escapar de la calma,
donde fingir el irritante sopor
en sus flaquezas.
El silencio,
como un ocaso anunciado
cuando la ilusión fenece,
ha cubierto sus palabras
con un hábito de niebla,
gris,
apagado;
y en la holgura de su capa
ha ocultado
el siempre débil sonido
de sus rumores.
Se ha extraviado mi voz
en sus propios presagios
de ignorar las salidas;
se ha olvidado
de improvisar los atajos,
y ya no atina
ni cuando pisa en sus huellas.

El poeta IV

fot-set

Di…
¿Después de toda esa esencia
que han sangrado tus dedos
aún te queda la duda?
Inmóvil,
en el umbral de los pasos
que reclaman sus huellas,
del oscuro camino
donde cada palabra
es un futuro peligro
para tus manos desnudas;
detenido bajo el intenso reflejo
de toda la luz
que engendró tu tintero,
ese fulgor,
manso y confiado,
que yace a tu espalda
iluminando lo andado.
Sabes de sobra
donde tu sombra te guía,
pero sigues pidiendo
esa respuesta imposible:
si eres tú el que busca,
o si eres solo
el que en la espera confía.

Me he decidido a participar en el reto de escritura de septiembre “Escribir jugando” del blog de Lídia.