Campana

ochate

En lo alto de la torre
La campana ya suena.
A su bronce impecable
No le importa quien pase;
No le atañe quien mire.
Su llamada y el eco,
Cual frío espeso,
A cada hueso se aprietan
Buscando el alma,
Su frágil soplo.
Y cierran ventanas;
Despiden al fino llanto
De una luz que se agota.
Invitan al perdón de ese olvido
Que se devuelve en las puertas;
Al polvo y al silencio
Que han ocultado en las calles
Mucho más que un pasado.
Y en las pálidas piedras
De estos muros marchitos,
Tanto sueño extraviado
Que se aferra a un suspiro.

En lo alto de la torre
La campana ya suena;
Repica sin demora,
No permite retrasos.
Se hace tarde…
Y las sombras,
Al Este,
Se van a dormir con prisa.

 

Imagen sacada de: https://loincognito.files.wordpress.com/2010/07/ochate.jpg