El ángel despertador

reloj

¡Para ya de chillar,
maldita y madrugadora
aparición con alas!
Siempre escupiendo en mi cara
la dosis estricta,
la exacta medida
de ese sonido crispante
que tanto detesta
mi letargo nocturno.
Oportuno con la luz,
da igual el resquicio
que se cruce a tu paso,
parece que supieras
el momento preciso
para interrumpir mi sueño
en su más goloso instante.
¡Apiádate de mí!
¿No puedes ver,
por el ciego contrato
que has pactado en la noche,
por la voluntad de acero
para cumplir con tu voto,
que mis ojos no aguantan
todo el peso del mundo
en tan tempranos reflejos;
que mi cuerpo responde,
con un firme alegato,
a favor de la pereza
y su glorioso encanto?
Te lo suplico,
desde la cómoda calidez
con la que el lecho me abraza,
concédeme el deleite
de esos escasos minutos
donde hasta el reloj se olvida
de preguntar por tu nombre.

 

Imagen sacada de: https://www.figuren-shop.de

Anuncios

Viento I

mystical4

Muchacho viento:
¿Qué ha pasado en tu soplo
Que ha olvidado su silbo?
Tú que en cada estación
Reanimabas el genio
Agitando cabellos,
Despeinando palabras
Con susurros etéreos
Que vibraban risueñas
En papeles alados.
¿Qué ha sucedido en tu aliento
Que ha perdido su temple?
Tal parece que en el canto,
Donde la calma evitaba
Profetizar su mensaje,
Se ha apagado,
De la locura,
Su rapto;
Y que si vuelven tus aires
A remontar lo sereno,
Aún con tiempo a la andanza,
Ya solo podrás,
Con el tímido recelo
Que cual polvo
Se ha ido acunando
En tu amparo,
Levantarle la falda
A la parca.

 

Imagen sacada de: http://murmurofwings.blogspot.com.es/2012/09/lets-get-mystical.html

Letargo

autumn-leaf-1728845_640

¡Lánzame al aire!
¡Echa sobre mí el viento!
Da igual si viene del norte
O del sur;
De la estación
Con más noble carácter,
O de un horizonte
Que se ciñe en tormentas.
Envuélveme en el torbellino
Que me expulse de esta paz
Tan inquietante;
En el que no se distinga
La ansiedad de la subida,
Ni a la caída le brote,
En su suplicio,
Algún molesto lamento.

¡Lánzame al aire!
¡Echa sobre mí el viento!
Sálvame del pálido transitar
Por la sedentaria modorra
De lo inmóvil;
Del frío letargo
Donde el otoño se asoma
Con la mirada acechante,
Como previendo su huida
Hacia un mañana insensato,
Que de esperar en la noche
Se disolvió entre sus sombras.

¡Lánzame al aire!
¡Echa sobre mí el viento!
Solo deseo volar
Donde no existan caminos,
Ni señales,
Ni huellas de una realidad
De polvo y carencias,
Ni espejismos utópicos
De trasnochados deseos.
Volar pensando únicamente
En el viaje,
Y en lo que sueñe el destino.

 

Aburrido (Tanka)

Pasto de sofa,
Apéndice de tarde.
Viento perdido
En temporal letargo.
¡¿Ya despertó la noche?!

Veo que la composición esta muy de moda y no puedo evitar complacer mi vocación de resumir las cosas. No se como no lo había probado antes. ¿Quizás por lo de estar contando las sílabas?