La ciudad I

Dream City in rain por Sanjay Dhawale

Cae la lluvia
y la ciudad se transfigura;
enloquece;
pierde los papeles,
sus sombras de rutina;
se olvida de lo esencial
cuando siente sobre su piel
la húmeda caricia de la borrasca.

Cae la lluvia
y la ciudad se desviste de inercias;
elige muy bien sus prisas,
la forma de acrecentarlas.
Y la lealtad que guarda,
como una preciada costumbre,
a los calmos y mustios rumores
de esa edad destinada al olvido,
se esfuma,
desvanece su fiel promesa
al primer chasquido de la tormenta.

Cae la lluvia
y la ciudad vibra,
retumba,
se estremece;
sacia su sed de optimismos,
se sacude la sequedad de sus penas.
Todo parece más vivo,
de un color agua ligero
que se adhiere a cada cuerpo
buscando sus brillos ocultos;
descubriendo el reflejo,
la alegre imagen de sus semblantes
en una dimensión temporal,
incierta.

Cae la lluvia,
y la ciudad,
poco a poco,
va saliendo a flote
de la sequía en sus sueños;
y el viejo anhelo de conquistar
todos los charcos de un salto,
revive.

Anuncios

Estados de ánimo (día de lluvia)

tumblr_o2t7xe2l551spnyg9o1_500

El día será largo y quebradizo.
Imposible desviar la vista
de este cielo agreste
que amaneció en tinieblas.
Al menor silencio
su mensaje ladrará en mi entraña
con un color de espanto;
y lo grave en su latir tupido
se podrá advertir,
como un galope salvaje
que castiga al temple
con su eco,
en esa fibra que siempre olvida,
por no dañar su capa,
la fría voluntad de la lluvia
en un otoño cualquiera.

Maltrato

20180701_163724

¡Llora!
No dejes que tus ramas
finjan en silencio
el agravio de las estaciones.
Indefensa y desnuda
tu alma ya cede;
se percibe en su paisaje
el desolado aislamiento,
la suerte amarga,
el compromiso mellado
de unas raíces
que han consolado tu imagen
siempre al borde del abismo.
¡Grita!
al menos en lágrimas,
todas las injusticias
que inclinaron la balanza
hasta marchitar tu tronco;
para que te escuche el viento
y que su arrullo te anime;
para que se entere la lluvia
y redima tu llanto.

Me he decidido a participar en el reto de escritura de agosto “Escribir jugando” del blog de Lídia.

Aviso de tormenta

Volando - Flying (blanco y negro)

Nadie te explicó que la lluvia,
Cuando duerme tras su drama,
No repetirá del llanto
El mismo sabor a fracaso.
Ni que la sed del aire,
En la insensata actuación
Que provocó la tormenta,
Tampoco volverá
A satisfacer la angustia
De su voraz injusticia
Con similares lamentos,
Aun sabiendo que la esencia
De esa liviana conducta,
Que ahora descansa serena
En la nostalgia del sueño,
Tornará a morir,
Como una ingenua neblina,
En sus brazos.
Nadie te dijo,
Inmóvil transeúnte,
Que allí donde yació,
Abandonado,
El húmedo cuerpo
De aquella frágil borrasca,
Nunca más prosperaron
Los reflejos incautos.
Y es por eso que aún predices,
Que la imagen que recuerdas
De los grisáceos momentos
Que ya secaron sus sombras,
Volverá a asfixiar su rostro
En esas lágrimas mansas
Cuándo se nuble tu estancia.

 

Imagen sacada de: https://www.flickr.com/photos/evaceprian

El ángel que vino con la lluvia

851293-1680x1050-[DesktopNexus.com]

Para Lucía

Llovía.
El mundo giraba sereno en mi sueño,
Ajeno a los cielos y a sus decisiones;
Ignorando la voluntad de un ángel
Cuya luz bebía impaciencia
Para abrirse paso a su naturaleza.
Bajaba a la tierra
-Ese fue mi despertar-
En un día en que las nubes
Pusieron todo su empeño
En festejar en gris
Nuestro encuentro.
Parecía no importarle
Que sus alas se calasen,
Ni que el húmedo capricho de la lluvia
Empañara el milagro en su llegada.
-A mí tampoco-
Y corrí a su descenso;
No quería perder ni un minuto
De su primera imagen,
De su incipiente vuelo,
Que aunque fue frágil
Y lento,
Como desperezándose
Del sosiego,
De lo oscuro de la fuente
Donde forjó su semblante,
Me regalo lo divino
Del recuerdo de su vida,
Al posarse,
Indefensa,
Entre mis brazos.

Lluvia

blackcloud

Un barredor de tristezas,
un aguacero en venganza
que cuando escampe parezca
nuestra esperanza.
Silvio Rodríguez

Esta lluvia inexperta…
¿Qué pasa que no se manifiesta?
Hay tantos olvidados
Mendigando sueño y sustento.
Almas con hambre de trigo y de luz
Que fenecen sin probar
Su propia sombra.
Inocentes varados en lo oscuro
Que han perdido el derecho
De amanecer sus sueños.
Y una muerte
Que se nutre del maltrato,
De la burla;
De la impotencia para enfrentar
Lo que se siente injusto.
Y una avaricia
Sin límites
Ni castigo que la detenga,
Sembrando fantasmas en las aguas;
Estertores en el aire;
Cicatrices sobre la tierra.
Y…
Hay tanta sequía
Que nos agrieta el espíritu
Y nos consume la vista
A cada paso;
Tantas cosas
Que reclaman del llover,
Una tormenta,
“un aguacero en venganza”.
Pero esta lluvia inexperta
Se nos ahoga en sus nubes.

Imagen sacada de: https://www.flickr.com/photos/daddy_oh

Náufrago

the20angry20sea

para Eva

En el intento de secar tu llanto
Naufragaba mi corazón;
Lágrima tras lágrima se me encogía el latido,
El pecho se hundía en la miseria
De no poder atenuar la marea
Y aliviar la borrasca.
Sobre tus ojos,
Allí donde nacía el camino de la lluvia
Y tu mirada no cedía
Un cielo pleno en vientos y espantos,
Iban mis labios presurosos de sosiego,
Mis manos sedientas de ternura.

Pero pudo más la tormenta.

 

Imagen sacada de: http://ipaintingsforsale.com/UploadPic/Thomas%20Moran/big/The%20Angry%20Sea.jpg