Instrucciones para… I

Cliffs of Moher (Ireland) - Acantilados de Moher (Irlanda)
Acantilados de Moher (Irlanda) – Eva Ceprian

Ser paciente.
Esperar a que suba el mar,
sin prisa.
Abandonarse al borde de su acantilado,
en la impetuosa y excitante puerta
al mundo de lo profundo.
Tener convicción
de que llegarás al fondo
en cada salto
que te reclamen los sentidos;
aunque no veas la luz
ni te ilumine la certeza.
Respirar,
entonces,
ignorando el indeciso vaivén
con que intimidan las corrientes;
las idas y venidas del océano
en la volubilidad de su genio.
Mirar a ambos lados;
y lanzarse.

Anuncios

Tiempo V

Asómate a este océano
que retumba en cada entraña;
a este mar donde resuenan
los cantos ya olvidados,
las penas que volverán a extraviarse
como débiles gaviotas,
lejanas,
etéreas,
en su noche.
¿Acaso no lo sientes?
Es mi cuerpo;
su invisible,
irremediable
silueta donde todo se precipita;
es el nervio con el que doy forma
a lo efímero de cada aliento,
al impulso que recauda,
de los pasos,
sus momentos de reposo;
es la profundidad
del pozo donde custodio,
celoso,
esas monedas,
ya viudas del deseo,
que se ahogaron en sus ruegos
intentando la fortuna,
la suerte que nunca concederé
ni en sueños.

Asómate a este océano,
virgen al salitre,
a la arena;
ciego a la tierra
que algún día acunó
tu inocencia de mar;
cuerdo,
predispuesto
a la pericia de divisar la espuma
donde las olas que rompo
recuperan su confianza;
y si pudieras descifrar,
predecir el sabor de la bruma
cuando la desvanezco,
el sonido de las sirenas
de los navíos moribundos,
adormecidos
en mi aparente apatía,
no se lo cuentes a nadie.

Imagen sacada de: https://st3.depositphotos.com

Cobardía

dark-ocean-Wallpaper-1080p-number-cge

Si vas a echar
El ancla del mar
En mitad de la tormenta,
¡Ni lo intentes!
No despiertes a las nubes,
Su pereza no perdona
La falsa alarma de lluvia.
Deja que el viento repose
En su hipnótico descanso,
Que nunca tolera fastidios
Para unos cuantos bufidos.
Y a las olas…
Mejor mantenlas ajenas,
Por si acaso se rebelan
Y le estropean los planes
A tu cobarde desidia.

Arrepentimiento

perier_34615h maitland wreck

Malgastaste el último grito
En la soledad de tu naufragio.
Dejaste escapar esas palabras
En un pálido mensaje,
Calmo
Y confiado;
Una nota compasiva
Con su propio grabado,
Inconforme del reflejo
Que en el océano,
Como un madero callado,
Se ahogaba.
Fue la única que te permitiste lanzar
En medio de la agónica tortura
De un temporal
Que parecía no cejar
Ni amainar en sus desmanes.
¿Quién esperabas que acudiera a salvarte?
Si entre tanta tormenta,
Por descifrar los aullidos del agua
Profundizando en su hambre,
Siguiendo su promesa
De alivio y amparo,
Extraviaste la voz
De tu brújula,
Pediste el mapa;
Y olvidaste,
De esa costa planeada
Para atenuar la desdicha,
Que su mar no permite,
Al que se asome a la orilla
Procurando silencio
A las amargas memorias
De un abatido diario,
Volver atrás en su curso.

Imagen sacada de: http://www.pittwateronlinenews.com/barrenjoey-and-broken-bay-shipwrecksto1900history.php

The sea

southern-ocean-rough-seas.jpg

The sea…
I’m always there.
Conscious or dreaming
But anchored to winds.

I’m not that sailor,
Not that sailing ship;
Not that boat on the water
That the paintings pretend.

Tides for breathing,
Timber at the drift;
Sea foam for fortune
When the storm dies away.

The sea…
-Close or far-
I’ll always be there.