El ángel que vino con la lluvia

851293-1680x1050-[DesktopNexus.com]

Para Lucía

Llovía.
El mundo giraba sereno en mi sueño,
Ajeno a los cielos y a sus decisiones;
Ignorando la voluntad de un ángel
Cuya luz bebía impaciencia
Para abrirse paso a su naturaleza.
Bajaba a la tierra
-Ese fue mi despertar-
En un día en que las nubes
Pusieron todo su empeño
En festejar en gris
Nuestro encuentro.
Parecía no importarle
Que sus alas se calasen,
Ni que el húmedo capricho de la lluvia
Empañara el milagro en su llegada.
-A mí tampoco-
Y corrí a su descenso;
No quería perder ni un minuto
De su primera imagen,
De su incipiente vuelo,
Que aunque fue frágil
Y lento,
Como desperezándose
Del sosiego,
De lo oscuro de la fuente
Donde forjó su semblante,
Me regalo lo divino
Del recuerdo de su vida,
Al posarse,
Indefensa,
Entre mis brazos.