La ciudad II

Darkened Cities – Villes éteintes

Cae la noche,
y la ciudad,
desgastada de otra jornada
de sombras lentas,
pesadas,
incómodas;
vencida del asedio de los chirridos
que han atravesado sus paredes,
doblegado su espíritu de altura;
se olvida de su talle
de asfalto,
abandona su figura
de vidrio y acero;
y en cualquier instante
de aparente silencio
aprovecha para espiar al viento,
a las invisibles ráfagas
que se lo llevan todo,
que borran los restos de las prisas,
de las urgencias que dejan los días
en sus calles.
“Sóplame una historia
que me haga dormir”
Se le escucha susurrar
entre los derrotados sonidos
del metal ya frio y distendido.
“Sílbame un recuerdo,
perezoso a la verdad,
fiel y sincero,
que se deba solo a los sueños,
a sus ilusiones”
Y el viento,
allá en la cima
de su inmortal morada,
escucha su ruego,
el rezo inquieto
de quien busca un hechizo
para el descanso;
y le promete,
como de costumbre,
un despertar bendecido
por una claridad renovada.

Cae la noche,
y la ciudad,
poco a poco,
se va apagando.

Imagen sacada de: https://www.blancaberlingaleria.com/portfolios/darkened-cities/

Ángel de las pesadillas

angel20oscuro20con20alas20negras-1050551

Vigilas mi sueño,
Ángel recurrente;
Sutil visita nocturna
De aparición impasible.
Aun no sé qué te atrae
A ser puntual en el espanto
De inquietar mi voluntad;
De fatigar mi espíritu inerte
Jadeando en el sosiego,
Interrogando el alma tendida.
Tu batir de alas
En este oscuro descanso,
Etéreo mundo sin reglas,
Me impacienta el latido
En un temblor de hielo
Que se hace quiste en la sangre.
Y el despertar se eterniza
Indagando en tus huellas,
Ansiando adivinar
Que advertencia has dejado
Al amparo de las sombras,
Que extraviado consejo
Les has dictado en tu idioma;
O si es un simple capricho
Para salvarme del sueño.

 

Imagen sacada de: http://www.fondosni.com