You want it darker

“You want it darker
We kill the flame”
Leonard Cohen

Solo nos queda apagar las luces,
correr un poco las cortinas,
dejar la habitación vacía.

Solo nos queda aparentar,
aunque sea por consuelo,
que el día ha sido largo,
generoso en claridades;
que aún podemos escuchar los ecos
y recordar aquellos cantos;
que los pasos que perdimos
aligeraron de inocencias
para volvernos más sabios.

Solo nos queda cerrar los ojos;
despojarnos de preguntas,
de miedos;
y en una lección de obediencia
-o resignación-
sin discutir con sus verdades,
permitir que la noche
nos seduzca.

Imagen tomada de: https://www.meero.com/en/photography/meero_school/71/How_To_Avoid_Dark_Real_Estate_Photography

El poeta IV

fot-set

Di…
¿Después de toda esa esencia
que han sangrado tus dedos
aún te queda la duda?
Inmóvil,
en el umbral de los pasos
que reclaman sus huellas,
del oscuro camino
donde cada palabra
es un futuro peligro
para tus manos desnudas;
detenido bajo el intenso reflejo
de toda la luz
que engendró tu tintero,
ese fulgor,
manso y confiado,
que yace a tu espalda
iluminando lo andado.
Sabes de sobra
donde tu sombra te guía,
pero sigues pidiendo
esa respuesta imposible:
si eres tú el que busca,
o si eres solo
el que en la espera confía.

Me he decidido a participar en el reto de escritura de septiembre “Escribir jugando” del blog de Lídia.

La Vela

vela apagada (2)

El prodigio de la vela yace en cera;
El milagro de la llama se ha hecho humo.
Ingrávidas memorias que se mecen
En la calma permanente de lo oscuro.
Mientras erguida y orgullosa
Defendía su fulgor
En esa esquina;
Mientras su cuerpo desnudo
Platicaba en el silencio con las sombras,
En hipnótico vaivén de certezas y recelos;
En ilegible sangrar de quimeras
Y algunas verdades
Que salpicaban del día;
Con su luz nos recordaba
A no falsear deseos
En los siempre oscilantes
Imprevistos del viento;
A no rendir los sueños
Descuidando sus retazos
A los pies de los desvelos,
Sin el intento de alumbrar la noche
Aun sabiendo lo fugaz
De su presencia.

Ser oscuro

cual-es-la-velocidad-de-la-oscuridad-1

Si la oscuridad viene a reclamarme su sombra;
Si me acusa de intrépido por robarle la noche
Después del último suspiro de luz;
Si cree que sin excusas he sido capaz
De desgarrar los ocasos,
Desvanecer la magia de las estrellas,
Asustar sin sentido el nacimiento de la luna…
Como decirle,
Como explicarle,
Como mentirle;
Con que iluminar las palabras
Para que entienda mis tinieblas,
La nada que mueve mis actos;
Con que verdades,
Con que silencios,
Con que dudas y razones,
Con que certezas y desenfrenos…
¿Me entendería acaso?

 

Imagen sacada de: http://static.vix.com/es/sites/default/files/styles/full/public/btg/curiosidades.batanga.com/files/Cual-es-la-velocidad-de-la-oscuridad-1.jpg?itok=qGEGvWlu