Tiempo IV

Dame de tu savia
sin reparos.
Déjame beber con ganas
de la fuente que tu cauce inunda,
libre en la condena de evocar
el nombre que elegiste;
ingenuo del peligro
de mitigar toda esta sed de otoño
sorbiendo cada gota
con la avidez de lo lozano;
despertando ese ímpetu sensato
que alguna vez fue franco
e imprudente.
Permite que se calme mi garganta
sin que sienta el peso
del agua que custodias;
ignorando la huella,
cada vez más grave y turbulenta,
de su torrente.
Consiente que mis manos
sean el cuenco de los excesos piadosos,
la humilde vasija que no deje escapar
ni un suspiro de los antiguos reflejos;
pero no inocules,
en la oquedad de sus firmezas,
el miedo a la gélida sensación
que se adivina en tu mirada.

Estados de ánimo (día de lluvia)

tumblr_o2t7xe2l551spnyg9o1_500

El día será largo y quebradizo.
Imposible desviar la vista
de este cielo agreste
que amaneció en tinieblas.
Al menor silencio
su mensaje ladrará en mi entraña
con un color de espanto;
y lo grave en su latir tupido
se podrá advertir,
como un galope salvaje
que castiga al temple
con su eco,
en esa fibra que siempre olvida,
por no dañar su capa,
la fría voluntad de la lluvia
en un otoño cualquiera.

Letargo

autumn-leaf-1728845_640

¡Lánzame al aire!
¡Echa sobre mí el viento!
Da igual si viene del norte
O del sur;
De la estación
Con más noble carácter,
O de un horizonte
Que se ciñe en tormentas.
Envuélveme en el torbellino
Que me expulse de esta paz
Tan inquietante;
En el que no se distinga
La ansiedad de la subida,
Ni a la caída le brote,
En su suplicio,
Algún molesto lamento.

¡Lánzame al aire!
¡Echa sobre mí el viento!
Sálvame del pálido transitar
Por la sedentaria modorra
De lo inmóvil;
Del frío letargo
Donde el otoño se asoma
Con la mirada acechante,
Como previendo su huida
Hacia un mañana insensato,
Que de esperar en la noche
Se disolvió entre sus sombras.

¡Lánzame al aire!
¡Echa sobre mí el viento!
Solo deseo volar
Donde no existan caminos,
Ni señales,
Ni huellas de una realidad
De polvo y carencias,
Ni espejismos utópicos
De trasnochados deseos.
Volar pensando únicamente
En el viaje,
Y en lo que sueñe el destino.

 

Historia de otoño IV

609451_equinoccio-otono-mexico

Ven a mí.
Aguardo tu llegada
Desde que eras un retoño
-Mi paciencia es eterna-
He observado en silencio
El verdor de tu risa;
La primavera que hacía en tu rama
Una cómoda hamaca
Donde olvidar los insomnios;
Tu ir y venir
En un polvoriento rayo de sol
Que descubría del cuerpo
El milagro de la vida;
El canto improvisado por la lluvia,
Cálida melodía,
Para calmar esas dudas
Que acumulaban tus nervios.
Pero la luz ha cambiado;
Las sombras se han rendido,
Y la tibia sensación
De flotar en la nada
Se ha esfumado
En tu débil recuerdo.
Y por eso te invito
A que vengas a mí.
Te ofrezco mi pecho
Para que albergues
El último suspiro
De tu memoria.
Tu cuerpo inerte,
Indefenso ante el tiempo,
Sofocado por un viento
Que nunca ceja en su empeño
En demostrar lo inútil
De resistirse a su roce,
Tu alma fatigada
Ya te pide descanso.
Yo sabré proteger tu espíritu,
Y devolverlo a este mundo.

Historia de otoño III

resize-img.php

¿Es la hora?
¡He esperado este instante tantas veces!
Imaginando mi caída
En el azar de un vuelo errante,
Salpicada por la lluvia,
Columpiada entre la niebla;
Ya casi incorpórea,
Traslúcida en mi deseo de reposo;
A punto de ser un sueño suicida
Que se asoma al abismo
De su despertar.

¿Es la hora?
Creo haber escuchado su resignación jadeante,
El desconsolado quejido
De un madero seco
Desvariando con el viento;
Y ese frío sollozo que estalla
A la proximidad de una ausencia,
Por saber lo inevitable
De una lánguida despedida,
De un adiós despojado de excusas
Para demorar su alegato.

Ya es hora.
Me voy a recorrer el camino del olvido;
A dejar que me arremoline
En su primer y último baile.
Me voy a conocer la tierra
Que esconderá mis secretos.
¡Ven viento!
Desata el invernal y dulce canto
Donde los recuerdos se duermen
Para mitigar sus nostalgias.
No me hagas esperar más.

Historia de otoño II

painting-autumn-wind_1680x1050

Voy a entregar al viento
Estas últimas hojas;
Vencidas;
Desvanecidas en el arrullo,
En el apacible acunar del tiempo
Que trae del sueño
Su mas eterno descanso.
Me ha hecho saber
Que ya no puedo dar sostén
A la incómoda levedad
Que las sostiene;
Que en vano
Intento aferrarme,
Con demencial angustia,
fingiendo indiferencia,
A sus lejanos espíritus
Ya desechos y marchitos.
Espero que no me esconda sus vuelos;
No intentaré descubrir
El camino de las huellas
Que dibujarán en su regazo.
Prometo dejarlas dormir
Al amparo de la lluvia,
Bajo un manto de nieve…
No iré a buscarlas
Donde quiera que las oculte,
Ni preguntaré en que suelo las posará
Para dar sosiego a sus restos;
En que raíz
-O en que olvido-
Va a abandonar sus migajas.
Solo quiero sentir como se alejan,
La fría y húmeda sensación de una partida,
Hasta perder el recuerdo,
De que cierta vez,
Fueron savia en mis ramas.

Imagen sacada de: http://m.blog.daum.net/susank/3513?categoryId=12

Historia de otoño I

302255_derevo_-v-utrennem_-tumane_1920x1080_www-getbg-net

Le arrancaba las hojas
Que el amable otoño
Le estaba borrando.
“Para que no te atormenten
En el invierno”
Le dijo con voz de viento.
Sabía que le mentía:
Ese cobijo en sus ramas
Solo podía ser savia.
No pudo evitar derramar
Un llanto tímido y frío
Sobre su seco tronco,
Arrugado y herido,
Ya casi vencido por el tiempo.
Solo el consuelo
De que le despojaba
Un peso innecesario
Le hacía continuar.
Y desplegó
Un etéreo manto gris
Para que no viera
En donde las escondía.

Imagen sacada de: http://getbg.net/

Apatía

Otoño - Autumn

Para Eva

Me deshojaré a tu lado si te acosa el otoño,
Si te evita la calma,
Si te abraza el hastío.
Si tu noche se pierde olvidada por la luna
Y lo oscuro te cierne
Y adivina tus temores,
Seré una tímida niebla
Deambulando en la mañana.

Me congelaré a tu lado si te vence el invierno,
Si el optimismo te falla,
Si la certeza te ignora.
Si tu noche ya no sabe de canciones y arrullos
Y en cada esquina del sueño
Te sorprende un viejo espanto,
Seré una escarcha imparable
Que no escatima apatías.

Me deshojare a tu lado si te acosa el otoño,
Si te vence el invierno…
Y tus sueños no vuelven.

 

Foto sacada de: https://www.flickr.com/photos/evaceprian/

 

Regreso II

¡Escucha!
Ahí está el bosque
En su oscura cercanía.
¿Sabes quién grita en las sombras…
-Es el silencio:
Su frio encanto-
Quién habita en la espesura?
-El tiempo:
Su gentil espanto-
Camino adelante…
Las huellas que ha tatuado el viento;
Las ramas humilladas de un otoño;
El eco de la luna en su sereno.
¡Escucha!