La ciudad I

Dream City in rain por Sanjay Dhawale

Cae la lluvia
y la ciudad se transfigura;
enloquece;
pierde los papeles,
sus sombras de rutina;
se olvida de lo esencial
cuando siente sobre su piel
la húmeda caricia de la borrasca.

Cae la lluvia
y la ciudad se desviste de inercias;
elige muy bien sus prisas,
la forma de acrecentarlas.
Y la lealtad que guarda,
como una preciada costumbre,
a los calmos y mustios rumores
de esa edad destinada al olvido,
se esfuma,
desvanece su fiel promesa
al primer chasquido de la tormenta.

Cae la lluvia
y la ciudad vibra,
retumba,
se estremece;
sacia su sed de optimismos,
se sacude la sequedad de sus penas.
Todo parece más vivo,
de un color agua ligero
que se adhiere a cada cuerpo
buscando sus brillos ocultos;
descubriendo el reflejo,
la alegre imagen de sus semblantes
en una dimensión temporal,
incierta.

Cae la lluvia,
y la ciudad,
poco a poco,
va saliendo a flote
de la sequía en sus sueños;
y el viejo anhelo de conquistar
todos los charcos de un salto,
revive.

Retrocediendo

alepo-bombardeo

A Miss Peregrine

Las ruinas engullen humo y metralla;
Acallan,
En un resoplo de tiempo,
El estridente sonido
De lo que violentamente fenece.
Las calles cierran sus heridas;
La piedra y el acero afloran
A su imperturbable altura
-La perfecta asimetría-
Lloviendo hacia arriba el despojo
De una ciudad que renace.
La vida despierta en la risa cotidiana,
Habitual policromía en movimiento,
Esa rumorosa exhibición de sueños
Por las avenidas de lo humano.

El infernal proyectil sube;
Vuela a las fauces del diabólico ángel
Que retrocede en su imponente imagen,
Vergüenza de saberse injusto;
Y regresa a su fábrica de pesadillas
De donde nunca más volverá;
En donde nunca más será.

Alguien reiniciará ésos días, estoy seguro;
Y no será solo en versos
O donde los relojes puedan engañar al tiempo;
Y será para siempre.

 

Imagen sacada de: http://www.notinac.com.ar/images/Alepo-bombardeo.jpg